solucion estropea cesped artificial

¿Qué hacer si se estropea el césped artificial?

Incluso cuando compras césped artificial de calidad es posible que se produzca un accidente y que este se estropee. Normalmente, las causas de estos daños hay que buscarlas en el mal uso que se hace de la hierba, clavando en ella objetos como sombrillas o porterías de fútbol en lugar de utilizar otro tipo de anclajes.

A veces, el daño se produce al realizar la limpieza porque se utilizan herramientas que no son adecuadas. Los rastrillos metálicos, por ejemplo, pueden enganchar la red del césped y romperla accidentalmente. Por eso es mejor utilizarlos de plástico, que son los recomendados para este tipo de céspedes.

Valora la importancia del daño

Sea como fuere que se haya producido el daño, una vez que está hecho lo mejor es valorarlo. A veces, es algo muy pequeño, casi insignificante, que se puede solucionar fácilmente. Por ejemplo, si lo que ha ocurrido es que el césped se ha despegado de la cinta que une las diferentes tiras.

Este arreglo se puede hacer de forma más o menos sencilla si se es mañoso. Solo hay que colocar una nueva tira de cinta adherente y colocar el césped asegurándose de que queda bien pegado. Dentro de los problemas que puedan surgir, es uno de los más fáciles de solucionar y el que mejor puede llevar a cabo uno mismo sin ayuda profesional.

Si se ha levantado un poco un borde del césped puede ser que los clavos que se han utilizado para fijarlo se hayan soltado. Solo habría que poner alguno nuevo y todo volvería a quedar como siempre.

Acude a profesionales

Pero, ¿y si se ha producido el típico siete? Si el desgarrón es grande y además no es recto, arreglarlo puede ser un poco más complicado. Habitualmente, lo que se hace es cortar una pieza de hierba cuadrada y poner otra nueva en su lugar.

Hay que tener en cuenta que la hierba sea idéntica, que la dirección de las briznas sea la misma y que los bordes no estén deteriorados para que todo encaje perfectamente. En estos casos, muchos optan por llamara los profesionales ya que no se sienten seguros de poder arreglarlo sin que se note el parche.

Las mismas empresas que se ocupan de la colocación del césped pueden enviar a una persona para arreglar un desperfecto grande en el césped y que todo quede como si no hubiera ocurrido nada.

desatascos verano

Aprende a evitar los atascos de tubería en verano

El verano es una época sensible en lo referente a los problemas de atasco de tuberías por varios motivos. Uno de los principales es la vuelta a la residencia de verano y con ella el regreso a la actividad de cañerías y conductos que han estado inactivos durante muchos meses, con lo que se corre el riesgo de que desechos y residuos hayan quedado resecos en el interior de ellas y supongan un obstáculo para la correcta conducción del agua.

Sufrir un atasco o ‘tuberías lentas’ son siempre unas experiencias desagradables y muy incómodas, sobre todo, en verano, época que debe ser de tranquilidad, descanso y desconexión. Por ello, desde Onuasistencia, como empresa reformas huelva, desatascos y mantenimientos, queremos ofrecerte algunos consejos para que no te lleves un sobresalto en estas semanas estivales:

1.- Elimina siempre los restos de comida de los platos antes de enjuagarlos en el fregadero. Aunque no lo creas, estos desechos pueden quedarse alojados en el interior de las tuberías y suponer un obstáculo.

2.- Nunca tires aceites ni grasas por el desagüe, pues pueden quedar adheridas a la superficie de las bajantes y, con ello, reducir muy considerablemente la capacidad de evacuación de agua.

3.- El inodoro no es una papelera. Las conocidas como toallitas de higiene íntima son el principal motivo de nuestros trabajos de desatascos en hogares. Lo más recomendable es tener una pequeña papelera en el cuarto de baño para este cometido.

4.- Si tus desagües no tienen rejillas, instálalas cuanto antes, con ello evitarás que elementos de un tamaño peligroso no se introduzcan dentro de las tuberías y bajantes. Si no cuentas con este elemento, acude a tu tienda especializada más próxima y colócalo en el desagüe de tu cocina, patio, terraza…

5.- Si vienes de la playa, siempre hay que sacudirse bien los pies de la arena fuera de la ducha o bañera, pues esa arenilla se acumula en el interior de las tuberías formando pequeños depósitos que pueden desencadenar un problema de atasco.

6.- Al menos una o dos veces al año es recomendable limpiar los sifones del cuarto de baño y la cocina. Además de evitar los malos olores, estos elementos permiten solucionar con relativa facilidad problemas comunes de atasco.

7.- Ten mucho cuidado con los remedios caseros que se divulgan como infalibles. Hay muchos falsos mitos que lejos de solucionar nada contribuyen a agravar el problema. También hay que tener mucha precaución con productos químicos que provocan gases tóxicos y el desgaste de tuberías.

Hasta aquí nuestros consejos, pero recuerda que si tienes un problema de atasco en tu hogar desde Onuasistencia estamos a tu disposición las 24 horas del día. Contamos con un avanzado equipo de desatascos y grabación con cámara. Y si este verano nos llamas desde un radio de 20 kilómetros desde Huelva, no te cobraremos desplazamiento.

consejos mantenimiento casa verano

Aprende a mantener tu vivienda de la playa

Como empresa de reparaciones y reformas en Huelva, muchos son los clientes que requieren nuestros servicios en los meses de verano cuando regresan a su segunda residencia (bien en propiedad o alquilada) para disfrutar de nuestras playas. No son pocos los que al llegar se encuentran con sorpresas desagradables como atascos de tuberías, humedades en gran escala, tuberías rotas o cerraduras que ya no funcionan, entre otros casos.

Hay que tener en cuenta que elementos como el agua o la arena de playa pueden afectar a la vivienda más de lo que pensamos. Aparte de las fachadas, agentes ambientales como el sol o las tormentas también afectan al mobiliario.

Además, puedes poner en práctica estos consejos también si eres de los que ponen un apartamento o casa en alquiler durante estos meses. Prestando atención a algunos detalles seguro que puedes hacer la vivienda más atractiva para tus inquilinos, además de ahorrarte algún que otro dolor de cabeza.

Las humedades, “enemigo” a batir

Lo primero que hay que tener en cuenta es el uso que le damos a la vivienda, ya que según la frecuencia con que la visitemos debemos prestar unos cuidados u otros, así como organizar su mantenimiento.

Si solo utilizamos la vivienda de verano en verano, lo mejor será tapar todos los muebles con grandes telas o sábanas antiguas, así los protegeremos mientras la casa permanezca cerrada.

Las humedades suelen aparecer por falta de ventilación. Por ello, mantener la vivienda cerrada por largos periodos puede provocar que aparezcan, sobre todo, en lugares cercanos a tuberías, desagües o bajantes. Una buena práctica para evitar malos olores tras un tiempo sin utilizar la casa es colocar dentro de las habitaciones recipientes con vinagre blanco o bicarbonato.

Examina bien las ventanas y puertas metálicas para evitar posibles oxidaciones. De igual modo, si hay otros elementos metálicos (como verjas o cercados) hay que prestarles especial cuidado para evitar que aparezca óxido. Asimismo, si en el exterior de la vivienda hay elementos de maderas, hay que aplicarles algún producto protector como laca o barniz.

En cuanto al suelo, el principal desgaste viene por la acción de la arena en él. Las baldosas cerámicas, por su facilidad de limpieza son las más recomendables para instalar en estas viviendas, ya que la incidencia de la arena será menor. Además, ofrecen un aspecto cálido muy hermoso. Si te estás planteando cambiar la estética de tu hogar de verano, no dudes en contactar con una empresa de reformas como la nuestra.

Por último, hay que procurar que, siempre que sea posible, se enjuaguen (a ser posible en las duchas habilitadas al efecto) cualquier parte del cuerpo que haya estado en contacto con la arena de playa, afín de evitar que esa arena, al ducharnos en casa, termine por atascar alguna de nuestras tuberías.

Humedad

5 maneras de combatir las humedades

Unos niveles altos de humedad sumados a una ventilación inadecuada son algunos de los factores que pueden hacer de nuestro hogar un lugar perjudicial para vivir. Es por ello que debemos combatir las señales de humedad en nuestro hogar cuando éstas aparecen: el mal olor, capilaridad, condensación del agua, el moho o el deterioro general de la vivienda. Este tipo de problema es frecuente en otoño e invierno, pues son las estaciones más frías y húmedas.

A continuación, compartiremos contigo algunos consejos para combatir la humedad en tu hogar, basándonos en nuestra experiencia profesional en reformas en Huelva.

CÓMO ELIMINAR LA HUMEDAD DE TU VIVIENDA

Hay muchas maneras de llevar a cabo esta tarea, aunque es posible que también encuentres humedades en la fachada, este despacho de arquitectura en Barcelona ahonda más en este tema, sin embargo en este caso nosotros nos centraremos en humedades de pared interior, resumiéndola en cinco remedios:

  • Limpieza: es fundamental limpiar la superficie afectada con agua y jabón para evitar que la humedad se extienda. Luego, ventila bien la zona para que se seque y no regrese la humedad. Si la pared está muy dañada, tendrás que rasparla utilizando una espátula. Si notas la presencia de hongos, limpia la pared con una solución compuesta por un litro de cloro y tres de agua y una escobilla con cerdas de nailon. Cuando esté seca, aplica yeso para reparar las fisuras.
  • Ventilación: procura que el aire circule por todas las habitaciones de tu hogar. Cuando aparezcan señales de humedad, abre puertas y ventanas para que el aire evite que se extienda.
  • Compra un deshumificador: un dispositivo útil para reducir la humedad hasta el nivel que nosotros mismos programemos. Los hay de muchos tipos, por lo que compra el que mejor se adapte a tu vivienda.
  • ¡Vigila la calefacción! Mantenla a una temperatura adecuada, alrededor de los 20ºC. Ten en cuenta que el aire caliente produce más humedad.
  • Tiende la ropa al aire libre: así disminuirás la humedad dentro de tu casa. Por otro lado, ten en cuenta que las plantas también conviene dejarlas fuera, ya que aumentan la humedad.

Si siguiendo estas recomendaciones continuas teniendo problemas con la humedad, te recomendamos recurrir a una empresa de reformas para que aplique un método profesional que resuelva con eficiencia los problemas de tu hogar.

 

Electricidad

Qué hacer si se ha ido la luz en casa

Un corte en el suministro eléctrico no es algo que suceda todos los días. Sin embargo, conviene que estés preparado para encontrar una solución lo antes posible. Basándonos en nuestra experiencia como empresa de reformas en Huelva, trataremos de explicar de la manera más sencilla posible qué hacer en estos casos.

Es importante que cualquier intervención la hagas tomando las precauciones necesarias. Es mejor que recurras a un profesional a que provoques una avería mayor o sufras un accidente.

¿Qué puedo hacer en estos casos?

En primer lugar, sal a la escalera o a la calle para comprobar si en otras casas o en el exterior ha habido algún problema. Si lo hay, se trata de un apagón o de una avería en la instalación de la zona. Por el contrario, si la única casa sin luz es la tuya puedes intentar solucionarlo por ti mismo.

Para ello, dirígete al cuadro eléctrico. Es importante que lo tengas localizado, pues es posible que tengas que acudir a él a oscuras. Normalmente se sitúa cerca de la entrada, en el garaje, en un cuarto de contadores o en el exterior de la vivienda. Si el contador es muy antiguo, conviene que llames a un profesional cualificado para manipularlo. Una vez allí, verifica que todos los diferenciales están subidos. En caso de que haya alguno bajado, súbelo.

Cuadro eléctrico

Podemos diferenciar dos tipos de interruptores en los cuadros eléctricos: el interruptor diferencial general y el de control de potencia (ICP). Éstos pueden cortar la luz si hay un fallo eléctrico.

Si el que se ha desconectado es el del ICP, puede ser que tuviéramos muchos aparatos eléctricos funcionando a la vez. En este caso, tendremos que moderar el consumo. Desconecta los que más energía necesitan (por ejemplo: el horno). Si te pasa con frecuencia, habla con tu compañía eléctrica para cambiar el IPC por otro con más amperios.

Por el contrario, si es el diferencial y no nos deja activarlo de nuevo, puede ser un problema de la instalación, de algún aparato, o bien, has sobrecargado un circuito determinado. En este caso, desconecta los PIAs (Pequeños Interruptores Automáticos) y, con el diferencial general subido, súbelos uno a uno para comprobar cuál es el que desactiva el general. ¡Ahí estará el problema!

Una vez localizado sabrás a qué zona de la casa se corresponde. Desconecta todos los aparatos de esa zona y conéctalos uno a uno hasta comprobar cuál es el causante. El aparato en cuestión estará averiado.

Si todos los interruptores están bajados y el general no se mantiene activado, tal vez haya habido un cortocircuito. En este caso, acude a un profesional para que solucione el problema.

En Onuasistencia disponemos de un equipo de profesionales electricistas en Huelva. Ellos podrán solucionar problemas de este tipo en tu hogar si, llegado el momento, lo necesitaras.

impermeabilizar vivienda

Claves para impermeabilizar una vivienda

Aunque las lluvias este año estén caprichosas y estén tardando en llegar, siempre es conveniente recordar en estas fechas la importancia de tener nuestra vivienda impermeabilizada y protegida convenientemente de la humedad. Sobre todo, hay que prestar atención a las cubiertas, tuberías y ventanas al exterior. Desde Onuasistencia, como empresa de reformas en Huelva, cada año atendemos a distintas comunidades de vecinos y particulares que quieren decir adiós a goteras.

Una casa sin impermeabilizar pronto mostrará problemas de humedad, si bien no en su estructura, sí en paredes y techos, sobre todo, poniendo en riesgos la seguridad ante un posible contacto con elementos eléctricos. La situación se agrava en inmuebles antiguos que no han sufrido ninguna reforma, ya que los materiales empleados en su construcción son más propensos a absorber la humedad.

Primeros pasos

En primer lugar, hay que hacer un análisis visual a techos, muros, sótanos, tejados y terrazas. Posteriormente, hay que dar a conocer desde cuándo existe ese problema y si se han aplicado ya algunos productos para detenerlo. Aparte, como ya hemos señalado, también hay que tener en cuenta los materiales en los que están construidos muros y paredes para valorar los posibles tratamientos a seguir, así como su efectividad.

Además, también hay que descartar que las humedades se produzcan por filtración como consecuencia de algún problema con tuberías. Para ello, lo mejor es ponerse en contacto con alguna empresa de desatascos para que inspeccione nuestra red y detecte posible fugas. Esto facilitará el trabajo de nuestros profesionales. También puede contratar los servicios de algún fontanero para que arregle alguna rotura o remplace algún bajante en mal estado (uno de los problemas más habituales).

Desde nuestra experiencia en reformas, lo que recomendamos es encontrar la raíz del problema y atajarlo para que no vuelvan a aparecer problemas en un futuro, pues lo contrario solo hará enmascarar el problema y retrasar su aparición al cabo del tiempo.

Abanico de soluciones

En el caso de las cubiertas, que son las zonas más delicadas y al mismo tiempo las más expuestas, las soluciones más comunes pasan por la colocación de una tela asfáltica, una membrana de poliuretano o aplicar alguna pintura impermeabilizante (actualmente en las tiendas de bricolaje existen pinturas incoloras y cauchos de bastante buena calidad). Si solo se necesita una capa de protección, esta última opción es la más idónea.

Respecto a las otras opciones, la tela asfáltica es una buena solución si los problemas tienen ya una entidad superior. Hasta hace unos años era la solución más empleada, pero hoy en día con la llegada de nuevos productos ha quedado relegada a un segundo plano. No obstante, existen modelos como las telas asfálticas autoprotegidas que permiten su colocación a la intemperie, pues están preparadas para resistir las inclemencias meteorológicas.

Otros métodos como la membrana de poliuretano dan un paso más hacia adelante. En este caso, se aplica un revestimiento líquido de este material sobre la superficie a tratar que se convierte en una capa sólida en cuanto seca.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Recuerda que si tienes un problema de humedad en casa en Onuasistencia estamos para ayudarte.