impermeabilizar vivienda

Claves para impermeabilizar una vivienda

Aunque las lluvias este año estén caprichosas y estén tardando en llegar, siempre es conveniente recordar en estas fechas la importancia de tener nuestra vivienda impermeabilizada y protegida convenientemente de la humedad. Sobre todo, hay que prestar atención a las cubiertas, tuberías y ventanas al exterior. Desde Onuasistencia, como empresa de reformas en Huelva, cada año atendemos a distintas comunidades de vecinos y particulares que quieren decir adiós a goteras.

Una casa sin impermeabilizar pronto mostrará problemas de humedad, si bien no en su estructura, sí en paredes y techos, sobre todo, poniendo en riesgos la seguridad ante un posible contacto con elementos eléctricos. La situación se agrava en inmuebles antiguos que no han sufrido ninguna reforma, ya que los materiales empleados en su construcción son más propensos a absorber la humedad.

Primeros pasos

En primer lugar, hay que hacer un análisis visual a techos, muros, sótanos, tejados y terrazas. Posteriormente, hay que dar a conocer desde cuándo existe ese problema y si se han aplicado ya algunos productos para detenerlo. Aparte, como ya hemos señalado, también hay que tener en cuenta los materiales en los que están construidos muros y paredes para valorar los posibles tratamientos a seguir, así como su efectividad.

Además, también hay que descartar que las humedades se produzcan por filtración como consecuencia de algún problema con tuberías. Para ello, lo mejor es ponerse en contacto con alguna empresa de desatascos para que inspeccione nuestra red y detecte posible fugas. Esto facilitará el trabajo de nuestros profesionales. También puede contratar los servicios de algún fontanero para que arregle alguna rotura o remplace algún bajante en mal estado (uno de los problemas más habituales).

Desde nuestra experiencia en reformas, lo que recomendamos es encontrar la raíz del problema y atajarlo para que no vuelvan a aparecer problemas en un futuro, pues lo contrario solo hará enmascarar el problema y retrasar su aparición al cabo del tiempo.

Abanico de soluciones

En el caso de las cubiertas, que son las zonas más delicadas y al mismo tiempo las más expuestas, las soluciones más comunes pasan por la colocación de una tela asfáltica, una membrana de poliuretano o aplicar alguna pintura impermeabilizante (actualmente en las tiendas de bricolaje existen pinturas incoloras y cauchos de bastante buena calidad). Si solo se necesita una capa de protección, esta última opción es la más idónea.

Respecto a las otras opciones, la tela asfáltica es una buena solución si los problemas tienen ya una entidad superior. Hasta hace unos años era la solución más empleada, pero hoy en día con la llegada de nuevos productos ha quedado relegada a un segundo plano. No obstante, existen modelos como las telas asfálticas autoprotegidas que permiten su colocación a la intemperie, pues están preparadas para resistir las inclemencias meteorológicas.

Otros métodos como la membrana de poliuretano dan un paso más hacia adelante. En este caso, se aplica un revestimiento líquido de este material sobre la superficie a tratar que se convierte en una capa sólida en cuanto seca.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Recuerda que si tienes un problema de humedad en casa en Onuasistencia estamos para ayudarte.