reformas huelva mangas

Mangas de barnizado a medida

Una manga barnizado es fundamental para un trabajo de flexografía. Fabricadas en caucho, estas mangas se solicitan al distribuidor el cuál se encarga de proporcionar distintas opciones a sus clientes, las cuales se adaptarán a los tipos de trabajo más habituales y también a las características de cada máquina.

Estas mangas son de un compuesto elastómero que permite que, de manera constante, se produzca la transferencia del barniz hacia el substrato. También pueden trabajar con tintas y gracias a su composición, resulta difícil que se deformen y soportan bien los limpiadores.

Tres niveles de dureza

Las mangas de barnizado de fabrican en diferentes niveles de dureza, generalmente tres, que se diferencian por su color para que sea mucho más fácil tener varias almacenadas y saber al primer vistazo qué tipo de manga es cada una y que densidad, prestaciones y calidad tendremos en cada caso. Así, se podrá escoger con cual trabajar en cada momento según lo que se pretende hacer.

Además de la dureza también es muy importante conocer el diámetro, y poder elegir entre distintos modelos con diferentes medidas de diámetro tanto interior como exterior.

Cortadas a la medida

Es importante que para ahorrar mucho trabajo y conseguir el máximo grado de satisfacción, las mangas de barnizado se ofrezcan previamente cortadas a la medida que se necesita. De esta manera, se tendrá un producto que está listo para ser utilizado y que no necesita de preparaciones previas, ahorrando mucho tiempo de trabajo y permitiendo que se descargue al personal de esta responsabilidad.

Si además la distribución es rápida y se obtienen las mangas en plazos de tiempo muy cortos, se podrán evitar pausas en el trabajo debido a la ausencia de material y que lógicamente suponen una importante pérdida de dinero además de retrasos en las entregas.

Encajan perfectamente en tu máquina

Gracias a las características tan personalizadas de estas mangas de barnizado, se consigue que encajen perfectamente en cada máquina y que se adapten al tipo de trabajo que se va a realizar en cada ocasión. Esto contribuye a una mayor calidad en los acabados y, consecuentemente, a un mayor grado de satisfacción por parte de los clientes.

Para conseguir estos niveles de personalización, es necesario contar con un distribuidor de confianza, que tenga material de calidad y que lo conozca a fondo, pudiendo en cada momento recomendar lo más adecuado para cada máquina y para cada trabajo.