problemas tuberias hogar

Los problemas más comunes en las tuberías del hogar

Los principales problemas que encontramos en las cañerías de nuestra vivienda son los atascos, las fugas de agua y los malos olores, pero aunque estos sean los más comunes también puede sufrir congelación de tuberías, bajo flujo y agua sucia. Estos seis inconvenientes tienen fácil solución si se pone en conocimiento de profesionales de las reformas que sepan dar con la causa del problema en cuestión, sino, no solo no se arreglarán que además puede empeorar la situación.

Los atascos se pueden producir por varios motivos. El primero de ellos es un fallo en la instalación de las tuberías, colocándolas con poca pendiente o con derivaciones mal hechas. Otro de los motivos más comunes proviene de la utilización de detergentes que dejan sedimentos los cuales se van acumulando y estrechando el caudal hasta provocar el atasco. La mala práctica de no eliminar residuos como desperdicios alimenticios, aceites o incluso toallitas son causa muy común de atasco, sobre todo en desagües.

Si vive en un edificio antiguo ¡precaución!

Por último, en zonas en las que los edificios son antiguos, como el casco histórico de Huelva, las tuberías se recubren con una adherencia por el paso del tiempo que provocan retenciones porque la fluidez del agua no es la misma. Ante ello, póngase en contacto con una empresa de desatascos en Huelva para que den rápido con la causa del atasco y no pierda más tiempo ni dinero. Este problema de la antigüedad también se traduce en fugas de agua y está muy relacionado con el agua sucia, por el óxido, y el bajo flujo por los mismos motivos que el atasco.

En zonas marítimas, como las onubenses, es muy frecuente la oxidación, por la gran cantidad de salitre que se acumula en el ambiente y esto provoca dos efectos: Uno de ellos es el deterioro y rotura de las cañerías, las cuales suelen ser pequeñas perforaciones que dan lugar a las fugas. Estas pueden causarte una gran sorpresa en la factura del agua. El otro de los efectos, más visible y fácil de detectar es el agua sucia, la cual puede ser muy perjudicial para la salud, llegando a ser cancerígena. Si reside en la zona póngase en contacto con fontaneros de Huelva, profesionales que no solo arreglen las posibles averías, sino que sepan dar con el problema en el menor tiempo posible y arreglarlo de raíz, para que no sea una constante y un derroche de dinero.

Las fugas pueden engordar la factura

Para finalizar no nos podemos olvidar de la congelación de tuberías y de los malos olores. Éstos pueden venir provocados por no prestar cuidado a eliminar residuos de detergentes y restos de alimentos, los cuales se almacenan y pudren.

La congelación sucede en aquellas zonas de sierra donde las temperaturas son muy bajas, como en la sierra del norte de Huelva, en tuberías de agua aisladas y que se exponen al exterior, soportando dichas extremas temperaturas. Debe protegerlas si no quiere que exploten. No dude en llamar a fontaneros de Huelva especializados en la materia si eso le ocurriera semejante desgracia, antes que pueda inundar su vivienda.