Las aleaciones son materiales metálicos obtenidos a partir de la mezcla de otros elementos, de los cuales, uno de ellos es un metal.

Estas tienen propiedades diferentes a las de los elementos utilizados en su creación. Algunos de los materiales que podemos encontrar en las aleaciones son el acero, el bronce y el latón. 

Podemos ver a continuación varias de las aplicaciones que estos materiales tienen. Esto se debe a las propiedades mejoradas que estas tienen en comparación con los metales puros.

#1 Mejora de las propiedades mecánicas

Estos materiales suelen tener una gran resistencia mecánica, suelen ser muy duros y contar con una tenacidad y resistencia a la fatiga bastante superiores a los metales puros. Esto las hace ideales para aplicaciones donde se precise resistencia a la tracción, compresión o flexión.

Un ejemplo serían las aleaciones creadas a partir del acero, ya que estas poseen una gran resistencia y tenacidad, propiedades muy útiles para la industria automotriz y la fabricación de herramientas.

#2 Mejora de la resistencia a la corrosión

La gran mayoría de las aleaciones están diseñadas para resistir la corrosión, esto las hace perfectas para ser ubicadas en lugares donde el metal pueda ser dañado. 

El acero inoxidable es el ejemplo perfecto. Creado a partir de cromo y níquel, este tiene una gran resistencia a la corrosión, lo que le permite ser el material por excelencia para la fabricación de utensilios de cocina, equipos médicos o estructuras arquitectónicas.

#3 Aumento de la conductividad eléctrica o térmica

Algunas aleaciones están diseñadas para poder tener una gran conductividad eléctrica o térmica, lo que las hace perfectas en aplicaciones donde se requiere transferencia eficiente de calor o electricidad. 

Como ejemplo podemos poner las fundiciones de cobre. El material obtenido a partir de este metal es el idóneo para usarlo en la industria eléctrica debido a su excelente conductividad.

#4 Control de la temperatura

Algunas aleaciones son muy utilizadas en entornos en los que sus propiedades no se vean afectadas por las altas temperaturas.

Podemos poner como ejemplo esas aleaciones que se utilizan en los motores de aviones o en turbinas de gas.

#5 Propiedades estéticas

No todas las aleaciones se hacen con fines de utilización, algunas otras se usan simplemente por sus propiedades estéticas específicas, como pueden ser su brillo o su textura. 

Estas las vemos mucho en joyería, decoración arquitectónica o artículos de lujo.

Como has podido comprobar, las aleaciones están mas presentes en nuestra vida cotidiana de lo que nos damos cuenta, y gracias a su versatilidad y adaptabilidad la ingeniería moderna tiene un impulso hacia nuevos horizontes.