Una vez empezada la primavera, y con ello el buen tiempo, comienzan los trabajos de pintura en las viviendas. 

Es una fecha idonea para para hacer cambios de color en nuestra fachada puesto que no hace mucho calor para desempeñar el trabajo, y las humedades han comenzado a retirarse, lo que facilita la impregnación de la pintura.

Como empresa de reformas en Huelva, en Onuasistencia queremos informaros de los pasos a seguir para pintar la fachada de una casa.

Sanear, limpiar y rehabilitar la fachadas

El primer paso para pintar una fachada es arreglar los desperfectos. Las grietas, roturas y desconchones se encuentran con facilidad si no han sido tratados en un largo periodo de tiempo.

  1. Lo primero que debemos hacer es lijar aquellos desperfectos que hagan que la pared haya dejado de ser como en su inicio.
  2. Con masilla o cemento taparemos aquellas grietas, así evitaremos la entrada de humedad a nuestra vivienda. Además nos asegura un buen acabado de la pintura.
  3. Recuerda que si la pared es rugosa, debemos simular las rugosidades para que no haya contraste entre unas zonas y otras.


Protección de la fachada 

Una vez arreglada la fachada, pasaremos a la protección de los elementos externos

Podemos usar rollos de fieltro para cubrir el suelo en caso de goteo. Si queremos ser más sostenibles, podemos usar sábanas y mantas viejas que tengamos por casa, así como cajas de cartón.

No debemos olvidar la cinta de carrocero. La usaremos para tapar zonas o esquinas que no queramos pintar así como partes con diferencia de color. 

Esta tarea es muy importante si queremos un perfecto acabado de nuestra fachada. Por ello te aconsejamos dedicar el tiempo necesario.

Elección de la pintura y color

Esta es la elección más difícil, porque no solo es importante el color que nos guste, sino los factores climatológicos como la temperatura y las precipitaciones.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para elegir el color?

  1. Localización de nuestra fachada. Si vivimos en zonas calurosas como es en el sur de España donde en verano la temperatura alcanza los 40ºC, recomendamos pintar el exterior de nuestra vivienda con colores neutros como el blanco, beige o colores suaves.

    Sin embargo, si vivimos en zonas del norte, el color influirá menos puesto que las temperaturas suelen ser más bajas. Si que es cierto que las viviendas de color blanco son menos usuales en estas provincias, siendo los colores tierra los más utilizados.
  1. Precipitaciones y lluvias. Si vivimos en un área húmeda con lluvias frecuentes, deberemos elegir una pintura impermeable y anti moho. Así impediremos las infiltraciones de agua.
    Si vivimos en zonas con climas secos y soleados, aconsejamos pinturas resistentes a los rayos UVA.

Para equilibrar la temperatura de nuestra casa recomendamos un aislamiento extra. Esto suavizará las temperaturas tanto frías como calurosas.

¡Llegó el momento de pintar!

¿Qué utensilios necesito para pintar?

  1. Rodillo. Para pintar el exterior de una casa, el rodillo será nuestro gran amigo. Podremos llegar a zonas altas sin la necesidad de escaleras. Le daremos dos capas de pintura como mínimo, asegurándonos el secado de la primera antes de comenzar la segunda. Las capas no se deben aplicar con fuerza, así evitaremos goterones. 
  2. Brocha. Cuando el rodillo no pueda acceder a ciertos lugares más pequeños y estrechos, usaremos la brocha. Nos ayudará a perfilar aquellas zonas que tenemos protegidas con cinta de carrocero.
  3. Cubo de pintura y rejilla. Aquí mezclaremos nuestra pintura con agua según las indicaciones del fabricante. Este cubo, normalmente cuadrado, nos facilitará la aplicación de nuestra pintura, así como evitaremos el goteo del rodillo y brocha.

En cuanto a la cantidad de pintura necesaria dependerá de cada fachada, su dimensión y capas necesarias.

Aconsejamos que para realizar todas las tareas ponerse en contacto con empresa de reparación de fachadas en Huelva.

¡Te esperamos!